Rajadura en frío/Reparaciones en hierro fundido

La rajadura en frío de Goltens minimiza costos y tiempo


Rajadura en frío - Reparación de hierro fundido - Reparación de grietas en metal

Rajadura en frío - Reparación de hierro fundido - Reparación de grietas en metal

La reparación de rajadura en frío en el lugar suele ser el método más común y razonable para reparar grietas en hierro fundido y salvar lo que queda de los componentes o las piezas de maquinaria grandes. Los métodos tradicionales de soldadura no son efectivos para reparar hierro fundido u otros metales fundidos, además, en muchos casos pueden resultar en más daño a la pieza que se está soldando.

Las instalaciones de Goltens alrededor del mundo tienen experiencia en reparaciones de rajadura en frío. Mediante la reparación de rajadura en frío, Goltens resuelve la mayoría de estos problemas para los clientes, minimizando inversiones, tiempo, ahorrando sumas significativas y evitando el innecesario reemplazo de equipos. 

La rajadura en frío para reparar daños en metal fundido tiene muchos beneficios:

  • Brinda reparación permanente sin la introducción de calor asociado con la soldadura. 
  • Se puede realizar en el mismo lugar, evitando así los altos costos asociados con el desmontaje y transporte. 
  • El área reparada recupera su solidez original con una reparación hermética.
  • El mecanizado y fresado en el lugar restaura la superficie del área reparada a sus dimensiones originales.

Las aplicaciones del proceso son muchas y cubren una amplia gama:

  • Reparaciones de bloque de motor agrietado (paredes laterales, camisas perforadas)
  • Reparaciones de placas de asiento de motor dañadas
  • Reparaciones de turbina de vapor
  • Reparación de daños de maquinaria de industria pesada
  • Reparaciones de grietas de metal en equipos de minas y maquinaria terrestre grande
  • Carcasas de bombas dañadas, cajas de cambios y engranajes

Cuando se completa y acopla correctamente con la capacidad de mecanizado en el lugar de Goltens para restaurar las superficies de lo reparado, las superficies quedan iguales a las del resto de los componentes y tan fuertes como el día en que se fundieron.

¿Cómo funciona la rajadura en frío para reparar el metal fundido dañado?

La imagen de arriba muestra el bloque de motor diésel dañado MaK 12M282 como resultado de una falla en la biela. Sin la reparación de rajadura en frío para reparar el metal fundido, el bloque hubiera quedado inservible.

    Luego de realizar pruebas de grietas para asegurarse de haber capturado todo el daño, el área dañada se corta del bloque del motor dejando una superficie limpia para ubicar la pieza de repuesto en su lugar con rajadura en frío.

      Una sección de repuesto de hierro fundido correspondiente al original y luego en preparación para recibir la forma con las mismas dimensiones que la sección del bloque cortado para repararlo.

        Esta inserción de hierro fundido se ajusta al hueco del bloque de motor dañado, se revisa su ajuste y se pule tanto como sea necesario para asegurar que las superficies de acoplamiento tengan contacto perfecto antes de iniciar la reparación de rajadura.

          Una vez que la inserción está en su lugar, se realizan orificios para los puntos de la rajadura y se golpea ligeramente a lo largo de la unión entre el bloque y la inserción.

            Los puntos luego son atornillados en su lugar a lo largo de la unión entre el bloque de motor y la inserción de metal fundido. Los puntos dejan marcas en ambos lados de la unión cuando se ajustan.

              Una vez que la unión está completa, los cabezales de los puntos se retiran para preparar la inserción de los seguros.

                Antes de insertar los seguros, la superficie con la unión es mecanizada utilizando herramientas de mecanizado portátiles, además de asegurar que no existan grietas o irregularidades.

                  Usando una plantilla de perforación, se realiza un patrón de orificios que coincida con las dimensiones de los seguros de metal y se hacen varios puntos a lo largo de la unión.

                    Los seguros se ubican de acuerdo al patrón a lo largo de la unión, haciendo que la unión reparada esté más junta.

                      Una vez que los seguros están instalados a lo largo de la unión, la superficie se mecaniza y se revisa la reparación para asegurarse que no tiene grietas y que es hermética gracias a la inspección con líquido penetrante u otro método PND.